Acuerdo ampliado entre la Sareb y el Santander para la financiación de inmuebles

junio 14, 2013 / por / 0 comentarios



Banco-Santander-Sareb-financiacion-viviendas_EDIIMA20130612_0728_4

La relación entre la Sareb y el Banco Santander sigue dando sus frutos pues acaban de ampliar el contrato por el cual la entidad presidida por Emilio Botín ayudaba a financiar la compra de inmuebles del banco malo. Esta ampliación supone además que quien compre un inmueble perteneciente a uno de los fondos creados por la sociedad pueda beneficiarse.

A partir de ahora y según ha confirmado la Sareb a través de una nota de prensa con este acuerdo queda abierta una línea de crédito por parte del Santander de hasta 1.000 millones de euros que ayudarán a financiar la adquisición de los 55.700 inmuebles que posee el banco malo.

Más allá de la propia financiación y colaboración del Santander este acuerdo es muy importante ya que si la Sareb crea su primera FAB que incluiría  los 200 millones de viviendas construidas y terminadas tanto en Andalucía como en Valencia, el Banco Santander ayudaría a financiar la primera gran operación del banco malo.

De este acuerdo también ha salido la hipoteca llamada “Superhipoteca Sareb Santander” mediante la cual se podrá financiar hasta en 30 años la primera adquisición de una vivienda del banco malo por un 80% del valor de tasación más un precio de +2,25 puntos a partir del euríbor.

En caso de adquirir una segunda vivienda la financiación máxima se vería reducida del 80% al 60% del valor de tasación, con un tiempo máximo de 25 años y con unos tipos de interés mínimos del euríbor más 3 puntos porcentuales.

No sólo las viviendas entran en esta alianza entre la Sareb y el Banco Santander si no que aquellos locales comerciales, naves industriales y establecimientos que formen parte de la cartera de la Sareb también se podrán acoger a esta línea de financiación específica.

Anúnciate en Niktoblogs



SOBRE EL AUTOR

Licenciado en Economía y Experto en Asesoramiento Financiero y Gestión Patrimonial por la Universidad de Alicante.

Dejar comentario

*